CINTA + DAVID

CINTA + DAVID

Te presento a David y Cinta, dos novios que encontraron el amor perdiéndose en una montaña.

Hace poco te enseñaba su reportaje de fotos de la postboda en una encantadora bodega de Huesca, puedes verlo aquí.

La boda de David y Cinta en Valencia

Cuando nos conocimos, me contaron su historia de amor y la verdad es que me reí mucho con ellos, porque eso de terminar perdido en la montaña en una primera cita, suena a algo que me pasaría a mi también.

Ellos se conocieron a través de unos amigos, se gustaron, y decidieron quedar, hasta ahí todo normal.

El problema llegó cuando David, al ser un amante del senderismo, decidió llevarse a Cinta a la montaña en su primera cita, para hacer una pequeña ruta. Pues bien, pese a que salieron bien prontito por la mañana, aparecieron a las 4 de la tarde, muertos de cansancio, pero convencidos de que aquella vez no sería la última que se perderían juntos.

David me confesó que lo hizo porque quería ser él mismo, mostrarle una de sus pasiones, y que Cinta lo conociera tal y como es.

Ahora que ya los conoces un poquito más, te dejo que disfrutes de su reportaje de boda:

La celebración en el Restaurante San Patricio de Alginet

Cinta es una chica súper dulce, seguro que ya lo has notado en las fotos. Y planeó todo para que su boda fuera uno de los días más románticos de su vida.

Pero el tiempo le jugó una mala pasada, y es que nos llovió a mares y nos hizo un viento terrible. Y eso desanima a cualquier novia.

Pero, ¿sabes qué? David, los invitados y yo mismo estábamos allí para conseguir que sonriera y tuviera la boda que siempre había soñado.

Y también gracias a los chicos del restaurante donde celebraron su enlace, el Restaurante San Patricio de Alginet, en Valencia, que aunque era una boda exterior, nos lo arreglaron todo enseguida para que la lluvia no nos estropeara nada.

Recuerdo que cuando estuvimos haciendo la postboda, Cinta estaba preocupada por el resultado de las fotos por culpa del temporal, pero cuando se las enseñé, simplemente le encantaron.

Como fotógrafo de bodas, mi trabajo requiere conseguir capturar maravillosas memorias, llueve, nieve o truene.

Al final Cinta y David tuvieron una boda muy emotiva, pero con momentos divertidísimos que no faltaron en mis fotografías. Y el temporal se ha transformado en una anécdota más que contar.

Cinta y David llegaron recomendados por una boda que hice el año pasado, y ahora ellos mismos nos recomiendan.

¡Millones de gracias a los dos! Ha sido una experiencia maravillosa capturar todas vuestras memorias.

Si tu también quieres que sea el fotógrafo de tu boda, estaré encantado de charlar con vosotros, os dejo el formulario aquí mismo.

Cerrar menú
Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola